Los planes de crear dos franquicias del Súper Rugby en el Pacífico Sur podría ser el "elemento faltante" que le permita a Fiji, Samoa y Tonga retener el mejor talento de la región.

El miércoles, World Rugby confirmó un paquete financiero y administrativo para apoyar dos nuevos equipos del Súper Rugby, Fijian Drua y Moana Pasifika, desde 2022.

Las franquicias, que tendrán el apoyo de sus respectivas uniones y fondos privados, necesitarán satisfacer el criterio financiero para ingresar a la competencia; no obstante, el desarrollo ha sido muy bien recibido por los involucrados.

Los jugadores del Pacífico son casi un cuarto de los jugadores profesionales en el mundo, aunque esas oportunidades fueron siempre fuera de sus países.

“Es el siguiente paso de nuestra evolución," dijo el Gerente de Alto Rendimiento de Fiji Rugby Simon Raiwalui.

“Una de las cosas más grandes es crear oportunidades para esos jugadores que juegan en Fiji y puedan vivir del rugby, y estar en el camino a largo plazo con Fiji Rugby."

Camino

Mantener el talento en la región y crear un camino claro desde el rugby de base al internacional ha sido un objetivo claro de World Rugby y su Presidente Sir Bill Beaumont, desde que el Comité de Rugby se reunión en Suva en 2016.

El Grupo de Trabajo de las Islas del Pacífico se armó a tal efecto y ayudó a lanzar una serie de iniciativas diseñadas a elevar el nivel en la región.

“El principal elemento que falta en el camino de las islas fue siempre un equipo y una competencia profesional donde poder controlar el desarrollo y crecimiento de los jugadores," dijo el Gerente de Alto Rendimiento de World Rugby, Peter Horne.

"Al crear las franquicias del Súper Rugby dentro de las Islas del Pacífico para Fiji, Samoa y Tonga, le permite a las uniones retener sus jugadores y les da conectividad con las competencias domésticas. Es un camino sin costuras."

"La diferencia entre la competencia local y el rugby de tests es muy grande, así que son pasos para un jugador con aspiraciones que tal vez tenga 16 años ahora y sueñe con jugar para Manu Samoa, los Flying Fijians o ‘Ikale Tahi. "

“Tiene un camino a recorrer sin dejar el país e irse, potencialmente, a Europa para crecer y desarrollarse como jugador internacional."

“Podrá quedarse en casa, participar en una de las mejores competencias del mundo y en definitiva crecer y hacer crecer su equipo nacional."

Se espera que al ofrecer oportunidades para que los jugadores se queden en las Islas, habrá un efecto en cadena en los equipos nacionales de Fiji, Tonga y Samoa.

Tener más jugadores de elite en la región deberá, en teoría, darle a las uniones mayor acceso a sus mejores jugadores y permitir una preparación más larga de cara a test-matches y torneos.

“Al tener una franquicia del Súper Rugby, de hecho le agregamos mejores talentos, cerca de casa, desarrollando combinaciones localmente," dice Horne.

“Esas combinaciones podrán jugar juntas en la competencia profesional y luego ser elegibles para el seleccionado nacional, lo que dará cohesión a los equipos y la posibilidad a los entrenadores de tener tiempo de trabajo con los jugadores en vez de tenerlos dispersos por el mundo."

Aspiraciones en Rugby World Cup 

Raiwalui aspira a un futuro en que la mayoría del plantel de los Flying Fijians se elija de jugadores en el país.

“La oportunidad de traer de regreso a Fiji a nuestros mejores, que jueguen en un equipo que tiene base en el país, entrenando juntos todo el año y jugando el Súper Rugby sólo será beneficioso para nuestro seleccionado nacional," dijo.

“Uno de los principales inconvenientes que enfrentamos es reunir al equipo. Más del 50% del equipo está en el Hemisferio Norte."

“Tenemos jugadores en Japón, Australia, Nueva Zelanda y hasta la MLR (Major League Rugby); reunirlos para jugar tests es obviamente muy complicado, sobre todo por el tiempo limitado que tienen para trabajar juntos."

“La oportunidad de trabajar y entrenar juntos todo el año y jugar para Drua, será un gran paso para nosotros."

Es un paso que todos los involucrados confían llevará a mejor resultados y que generará que nuevamente un equipo del Pacífico esté en cuartos de final de Rugby World Cup.

“Una de nuestras principales estrategias es mejorar la competitividad en el rugby internacional, y para hacerlo hay que ser competitivos en los mundiales," dijo Horne.

“La idea es que al crear mas competitividad en las Islas, tendremos mejores resultados con Fiji, Samoa y Tonga en Rugby World Cup."

“Tienen aspiraciones. Fiji quisiera jugar en cuartos de final y más allá en Rugby World Cup 2023; lo mismo con las otras dos uniones."

PARA LEER: World Rugby apoyará las ambición de las Islas del Pacífico en el Súper Rugby >>