Sonny Bill Williams se retiró del rugby para enfocar su energía en el regreso al boxeo.

Tras jugar en el rugby league, pasó al rugby en 2008, representando a Nueva Zelanda en tres Rugby World Cups, levantando el trofeo Webb Ellis en 2011 y 2015. También jugó para su país en el HSBC World Rugby Sevens Series y los Juegos Olímpicos de Rio.

Recordamos cinco momentos memorables con la casaca negra.

Inglaterra 16-26 Nueva Zelanda, Twickenham, 6 de noviembre, 2010

El debut internacional llegó 17 meses después de que Williams jugara para los Barbarians ante Australia en Sydney - mientras jugaba en Toulon. Al ingresar a Twickenham, se convirtió en casi 90 años en representar a Nueva Zelanda en las dos formas del rugby.

Hubo que esperar 16 minutos para ver lo que Williams le podía aportar al equipo, al llevarse dos defensores y generar el espacio para que Jerome Kaino tome el balón y pase a Hosea Gear para el primer try del encuentro.

Volvió a repetir el truco en el segundo tiempo, más allá de que no terminó en try. Los All Blacks ganaron por 10 puntos y una semana más tarde Williams fue elegido el Jugador del Partido en el triunfo ante Escocia por 49 a 3 en Murrayfield.

Nueva Zelanda 8-7 France, Eden Park, 23 de octubre, 2011

Si bien Williams había comenzado en el partido inaugural de Rugby World Cup 2011, ante Tonga en Auckland, el resto del torneo fue usado desde la banca, desde donde saltó al campo de juego en la final contra Francia.

Nueva Zelanda había derrotado a Les Bleus 37-17 en la fase de grupos, Williams anotando el quinto y último try. No obstante, el anfitrión llegó a la final con varios lesionados - entre ellos el notable Dan Carter, por lo que la final fue mucho más ajustada.

Williams reemplazó a Ma’a Nonu en el segundo tiempo y ayudó a sellar el título

Nueva Zelanda 22-0 Australia, Eden Park, 25 de agosto, 2012

Al llegar a su fin el primer contrato de Williams con New Zealand Rugby, su influencia en el equipo era cada vez mayor.

Tras comenzar los tres tests de junio con Irlanda (apoyando dos veces en el triunfo 60-0 en el tercer test en Hamilton), Williams mostró su mejor nivel tras un tardío llamado en el primero de los tests por la Bledisloe Cup ante Australia.

Williams se había comprometido a jugar en Japón y luego volver al rugby league al finalizar su contrato, pero su nivel en esos dos partidos demostró que estaba encontrando su lugar en el equipo. Ese día en Auckland hizo 71 metros, venció a cuatro defensores y dio seis pases en el contacto para ser elegido Jugador del Partido.

Nueva Zelanda 34-17 Australia, Twickenham, 31 de octubre, 2015

Williams nuevamente fue usado principalmente como reemplazo durante el proceso que llevó a los All Blacks a ganar Rugby World Cup 2015, jugando solo dos veces desde el comienzo.

En la final, ingresó en el entretiempo por Conrad Smith y rápidamente participó con un pase en el contacto del try de su compañero Nonu que tras quebrar la defensa australiana corrió 45 metros.

Si bien Australia se acercó a 21-17, los All Blacks revivieron y nuevamente Williams con un pase en el contacto generó espacios que aprovechó Ben Smith para con un kick al touch dar por terminado el partido.

Tras recibir su medalla, Williams se la regaló al joven fan Charlie Line, que había ingresado al campo de juego.

Nueva Zelanda 40-17 Wales, Tokyo Stadium, 1 November, 2019

Cuatro años más tarde, Williams hizo su última aparición en la famosa casaca negra al ayudar a Nueva Zelanda a asegurar la medalla de bronce ante Gales en RWC 2019.

En el minuto 42 hubo un clásico de Williams, al absorber los tackles de Owen Watkin y Jonathan Davies pudiendo igualmente pasar a Ryan Crotty que estaba en apoyo.

El try puso a los All Blacks 35-10, y el triunfo le dio una tercera medalla a Williams que se retiró del rugby internacional con 13 tries en 58 tests para los All Blacks - de esos, ganó 52.

PARA LEER: World Rugby comprometida a tener una Rugby World Cup 2022 espectacular >>