Charity Williams está acostumbrada a mostrar su nivel en estadios repletos, pero cuando tiene que hablar en publico, como hace pocas semanas, en Victoria, British Columbia, aparecen los nervios.

Williams fue invitada a hablar en la movilización por la paz en medio de las protestas raciales por su compañera en el equipo canadiense Pam Buisa, una de las organizadoras. 

La medallista de bronce de 23 años admite no haber preparado mucho antes de subir al estrado ante 9 mil personas en el Centennial Square de la ciudad.

Habló desde el corazón y detalló momentos de su niñez en la que "me robaron la alegría" debido al pernicioso impacto del racismo.

“Estaba asustada. Ciertamente, muy nerviosa," le dijo Williams a World Rugby.

“Recibí el micrófono y al mirar al público congregado no pude ver caras de lo asustada que estaba."

“No soy de anotar cosas. Simplemente hablé; más allá de como están las cosas y lo nerviosa que una está, hay un mensaje que una quiere compartir."

“Entonces, cuanto más hablas, más vulnerable estás. Se pone más sencillo para repartir el mensaje a pesar de la cantidad de gente que esté mirando."

Esperanzada

Williams experimentó una "muy positiva" reacción a su discurso, con viejos amigos y desconocidos acercándose a compartir su apoyo.

“Creo que eso es maravilloso," dijo. "Es difícil compartir las realidades de una con la gente, especialmente de miles. Y saber que a una la escucharon y que esas palabras motivaron a ser mejor. Tengo esperanzas en el futuro."

Como la única jugadora negra en el equipo femenino canadiense que ganó el bronce en Río 2016, Williams admite sentirse de a ratos aislada hasta la llegada de Buisa al equipo.

Gracias al rugby encontró una comunicad en British Columbia. A sus 23 años, cree que el deporte puede ser una fuerza de cambio positivo. 

“Lo más importante es que la gente está hablando del tema," explicó Williams.

“Necesitamos comunicarnos en distintas maneras que escapan al deporte. Y el rugby es importante por ser un deporte de veloz crecimiento con muchos participantes. Creo que es una gran oportunidad para educarnos los unos a los otros en esta etapa de crecimiento."

“Entonces, al estar en su mayor potencial, no habrá discriminación o prejuicios."

Williams quiere ser parte de la solución y ha estado trabajando con el CEO de Rugby Canada Allen Vansen en la política anti-racial de la organización.

Recientemente, Williams reunión un Comité con cinco de sus compañeras, varones y mujeres, para que sean la voz del rugby canadiense en etnias y minorías negras.

“Creo que estamos yendo en el camino correcto," dijo Williams.

“Hemos estado hablando una o dos veces por semanas en el último tiempo. Y tratando - que creo es la mejor manera - de escuchar la voz de los atletas."

Ambición olímpica

El involucramiento de Williams en el movimiento Black Lives Matter llega en un momento en el que se estaba acostumbrando a la nueva normalidad instigada por la pandemia global del COVID-19.

Las jugadoras canadienses pudieron volver a entrenar recientemente con restricciones para evitar el contagio del virus.

Las jugadoras convocadas deberían haber estado preparándose para los Juegos Olímpicos en Tokio tras una temporada completa del HSBC World Rugby Sevens Series.

Williams admite que puede ser duro mantenerse motivado cuando no hay fecha fija para el próximo torneo. El hecho de que Canadá estuviera en buen nivel - en Sydney había jugado su tercera final en cuatro torneos - es algo que que duele.

“Estábamos llegando a nuestro mejor nivel. Si todo hubiera seguido, creo, hubiéramos tenido la posibilidad de llegar a nuestro pico justo para los Juegos."

“Creo que nos hubiera ido bien."

El desafío ahora enfrentando a Canada es mantener ese nivel de cara a los Juegos el año que viene."

“Tengo mucha confianza en nuestro equipo, sobre todo porque todos hemos elevado nuestro nivel para la ocasión," concluye Williams. 

“Tenemos que estar todos en el mismo foco y mostrarlo cada día; creo que entonces nada nos puede parar porque somos un equipo talentoso."

“Tenemos un buen equipo, una buena base. Tenemos chicas con hambre de gloria que pueden hacerse conocidas con su juego."

“Así que sí, definitivamente creo que nos irá bien. Honestamente, creo que nos irá muy bien en los Juegos Olímpicos a partir del nivel que tuvimos esta temporada."

Como la miembro del World Rugby Hall of Fame Phaidra Knight ayuda a las jóvenes con el rugby >>