A pesar de su gran nivel como wing de Bath e Inglaterra, pocos saben que no era wing en el sevens. McConnochie fue un jugador versátil para Inglaterra y Gran Bretaña en sevens mientras compitió en HSBC World Rugby Sevens Series y en los Juegos Olímpicos de Río de 2016.

Las razones, según admite, es que no es lo suficientemente rápido para el sevens. 

“No creo poder jugar de wing," le dijo McConnochie a World Rugby. “La velocidad final que tienen algunos en el sevens es increíble."

"En el quince me alcanza, pero no en el sevens, cuando enfrentas wings que corren los 100m en 10,1 segundos, 10,2. Asusta esa velocidad en un espacio tan amplio."

Excelencia bajo fatiga

Ahora, McConnochie no debe preocuparse con jugadores como Carlin Isles, habiendo dejado el sevens. No llegó a jugar ante el australiano Trae Williams.

El wing de Bath tiene gran admiración de lo que se logran en el sevens, dado los niveles de preparación física que se necesitan para jugar en un campo de juego con solo 14 jugadores.

“Todo lo que requiere el rugby - pasar, tacklear, patear, superar jugadores y cada habilidad - se hace bajo inmensa fatiga."

“Recuerdo partidos, la mayoría, en que para el primer minuto estás sin aire. Y pensar 'Dios! Todo lo que falta!"

"Ver a esos jugadores hacer algunas cosas, los mejores del mundo derrotando a los mejores del mundo, pateando drops desde el touch, todo bajo fatiga. Es muy loco y algo que los espectadores no notan."

McConnachie comenzó su carrera en London Scottish en infantiles, jugando una temporada para el Hartpury College en la National League 1, antes de sumarse al mundo de seven.

Recién con su mudanza a Bath en 2018 tuvo el primer paso en el ámbito profesional de 15s, necesitando ajustar su juego.

“Bath fue muy bueno conmigo, sobre todo no elevando demasiado las expectativas que había sobre mí," explicó McConnochie.

“Me permitieron el tiempo para volver al rugby de 15, acostumbrándome y volviendo a entender las diferencias."

Entre su adaptación se incluyó volver a usar el pie. "No había pateado en tres años. En el Sevens no se patea tanto!"

“Tuve que volver a empezar. Eso fue importante. Otro aspecto fue la pelota aérea."

“Al principio pensé que sería sencillo ya que había practicado eso bastante en el sevens. Pero ahí, es muy distinto. Ahora hay que controlar la corrida y calcular bien los kicks al cajón y los kicks altos del apertura rival. Fue un gran aprendizaje."

Gran cantidad de espectadores

McConnochie quería agradecer la fe de Bath y como lo ayudaron con su adaptación en The Rec. Para el fin de su primera temporada, había logrado un lugar en el plantel inglés, teniendo que postergar su debut por lesión.

Finalmente, en el St. James Park jugó ante Italia por primera vez y fue elegido por Eddie Jones para Rugby World Cup 2019, apoyando un try en su única actuación ante Estados Unidos.

McConnochie no esperaba avanzar tan rápidamente desde cambio del sevens, pero cree que haber jugado en el rugby reducido ayudó en su desarrollo.

“Obviamente en el seven, todos deben poder vencer a un rival y eso me ayudó muchísimo. Tener esa confianza de buscar derrotar a los rivales fue importante."

“También, saber que ya había representado a Inglaterra en estadios con 50, 60 mil personas en las tribunas."

“Sabía que podía estar en esos ámbitos de presión; los jóvenes que llegan a través de las academias y el sistema escolar probablemente no hayan tenido esa experiencia cuando juegan su primer test."

"Por eso amo la idea de usar el sevens como experiencia para los jóvenes jugadores; ojalá los clubes permitieran a más jugadores surgir a través del sevens."

“No creo que haya otro lugar como el sevens. Hasta que llegas al nivel internacional, cuando tienes la posibilidad de jugar ante 50, 60 mil espectadores? Eso no lo consigues en la Premiership. Creo que lo más que puedes tener es 20-25 mil, salvo que sea un partido clave en Twickenham."

“Creo que eso me ayudo muchísimo y en los partidos, no pienso en lo que sucede en las tribunas."

PARA LEER: Katy Daley-Mclean “sorprendida” tras su retiro >>