Con 23 jugadores sin experiencia en Los Pumas y por disposición del gobierno nacional, el seleccionado argentino de rugby volvió a las prácticas, tras haber recibido un permiso especial del Gobierno. En medio de estrictos protocolos de sanidad, ya trabaja en conjunto en la periferia de Buenos Aires

En Uruguay están a días del comienzo de su campeonato doméstico; en Chile el seleccionado de seven por ser deporte que aún puede lograr su clasificación olímpica. El regreso a la actividad en Argentina ha sido más lenta, a partir de las restricciones, aunque en distintas provincias se ha vuelto a las prácticas con muchos protocolos.

Como deporte olímpico, Los Pumas Sevens trabajaron unas semanas y ahora cumplen un descanso tal como lo había planificado su coach Santiago Gómez Cora.

Desde la semana pasada, al mando de Mario Ledesma, el seleccionado argentino volvió a las prácticas en un centro que había inaugurado este año el equipo argentino del Súper Rugby, Jaguares.

Jaguares vio cómo se canceló una competencia en la que el año anterior había jugado la final. Ante los cambios que se produjeron en los campeonatos del Hemisferio Sur y un futuro incierto, el rugby argentino debió reacomodarse.

Le dio opción a varios jugadores a emigrar y junto al entrenador Gonzalo Quesada (Stade Français), emigraron Marcos Kremer (también a Stade Français), Guido Petti (Bordeaux) yAgustín Creevy (London Irish). A fin de año cesarán sus contratos con la Unión Argentina de Rugby Matías Moroni (se unirá a Leicester Tigers), Jerónimo de la Fuente (Perpignan), Matías Orlando (Newcastle Falcons) y Matías Alemanno (Gloucester). Otros jugadores están analizando opciones.

Con 46 jugadores, divididos en tres turnos y con distanciamiento social, al mando de Ledesma y con la presencia del nuevo manager Marcelo Loffreda, trabajan buscando ritmo a la espera de que regrese la competencia.

Desde Sudamérica Rugby se trabaja en el armado de competencias regionales, aunque 

Entre los jugadores que buscan su ansiado debut en un test-match, se encuentran jugadores como el medioscrum Gonzalo García, jugador de los World Rugby U20 Championship en 2017-18-19, el último capitán de Los Pumitas Juan Pablo Castro, y el capitán del equipo ganador de la medalla de oro en los Youth Olympic Games de Buenos Aires 2018, el tercera línea Juan Martín González.

Previo al inicio de los entrenamientos, cada uno de los jugadores se sometió al test serológico (para identificar si tiene anticuerpos que indiquen contacto con el COVID-19), cada mañana se les toma la temperatura y deben contestar un breve cuestionario para luego aplicarse el protocolo establecido para cada situación particular. 

El experimentado medioscrum Tomás Cubelli habló al regresar a las prácticas. “Se percibió la felicidad de todo el grupo por este regreso y la posibilidad de volver a encontrarnos. Fueron muchos meses de entrenar en casa, con lo que cada uno tenía a su alance y hoy tenemos esta excelente oportunidad”.

“Dimos un paso más hacia la posibilidad de volver a entrar a una cancha y jugar con la camiseta de Los Pumas que es lo que todos queremos”.

"Hay muchas ganas de correr, entrenar y moverse, pero hay que hacerlo de manera responsable, cuidándonos y siguiendo todas las normas de higiene necesarias".

Por su parte, los convocados a la lista preliminar del 23 de mayo, que se encuentran en Europa, seguirán con los entrenamientos de sus respectivos clubes y manteniendo la parte de monitoreo diario y de videollamadas junto al staff que dirige Mario Ledesma.

Respecto al rugby de base, son pocas las provincias que permiten prácticas en sus tierras. No hay aún fecha de regreso a la plena actividad.

Foto: UAR