Antes de la primera final femenina del HSBC Sydney Sevens en 2017 tan solo una final del HSBC World Rugby Sevens Series no había tenido Australia o Nueva Zelanda.

Pero, cuando el circuito llegó al Allianz Stadium, los equipos norteamericanos sorprendieron en semifinales y disputaron el título.

Esta final estará disponible para ser vista en su totalidad este miércoles a las 19:00 BST, a través de nuestro servicio de streaming y disponible en la página oficial de World Rugby Sevens en Facebook y el canal de World Rugby en YouTube.

Estados Unidos venía de un decepcionante puesto once en el Emirates Airlines Dubai Rugby Sevens dos meses antes de llegar a Sydney.

Una derrota 19 a 10 ante Rusia en la primera jornada no anticipaba un buen torneo para las Águilas. Le siguieron victorias ante Inglaterra, España e Irlanda, marcando la recuperación de cara a la semifinal con Nueva Zelanda.

Las Black Ferns Sevens habían ganado trece de los quince encuentros anteriores entre sí - de poco sirvió la estadística ya que Estados Unidos ganó 19 a 12.

En la otra semifinal, Canadá arruinó el sueño de las locales y se quedó con un difícil 12 a 7 ante Australia.

Intercambiando tries

Entre las canadienses y su segundo título en tres torneos estaba el equipo de Estados Unidos que había llegado a dos finales, sin triunfos.

Fueron las estadounidenses que llegaron primero al try a través de Naya Tapper que con habilidad y velocidad se escapó por la banda izquierda para apoyar bajo los postes.

La respuesta no se hizo esperar y Brittany Benn se fue por afuera de Tapper para romper luego la última línea de defensa para igualar el encuentro.

Charity Williams apoyó para Canadá el siguiente try cuando en un slalom humano también terminó bajo los postes para ponder a su equipo al frente por 14 a 7.

Tapper comenzó el segundo tiempo con un buen try tras quitarse de encima la defensa de Williams, dejando a Estados Unidos a dos puntos debido a la fallida conversión.

Canadá estiró la diferencia con menos de cuatro minutos de juego, con Bianca Farella pudiendo apoyar antes de que el balón se fuera por línea de pelota muerta.

Tapper tendría tiempo para apoyar su tercer try con otra gran definición, aunque el tiempo se aseguró de que Estados Unidos no pudiera recuperar el liderazgo.

Canadá ganó 21 a 17 y se convirtió en el primer campeón femenino en el Sydney Sevens. Como consuelo, Tapper fue elegida mejor jugadora de la final.