Los agónicos triunfos de Irlanda y Escocia sobre Australia e Inglaterra respectivamente llamaron la atención en la primera jornada cargada de sorpresas en el Cape Town Sevens de esta temporada.

Ambos partidos podrán verse completos gracias a nuestro servicio de streaming desde las 19:00 BST de hoy miércoles en la página oficial del World Rugby Sevens  y el canal de World Rugby en YouTube.

Australia 21-26 Irlanda

Irlanda puso al torneo masculino de pie cuando Terry Kennedy (foto principal) anotó desde una gran jugada planificada para quedarse con el triunfo por 26 a 21 ante uno de los equipos más establecidos del circuito. Ocho días antes, habían caído ante el mismo rival 45 a 21 en Dubai. 

Australia se fue al descanso al frente 14 a 7 pero dos rápidos tries irlandeses acomodaron las cosas, el segundo del capitán Billy Dardis.

Joe Pincus consiguió el empate a segundos del final pero los australianos perdieron a Lachie Miller con tarjeta amarilla y desde un lineout a 50 metros, Irlanda aprovechó el jugador extra para que Kennedy se escape con una finta para el try ganador.

"Estamos contentos pero no podemos adelantarnos," dijo Dardis. "Hemos hablado con los chicos que están listos para repetir esta actuación y mejorar. Qué buen comienzo al fin de semana."

Irlanda clasificó a cuartos de final donde cameo con Fiji 31 a 13.

Inglaterra 24-26 Escocia

Siempre partidos duros, estos dos rivales repitieron lo que suele pasar cuando se enfrentan entre sí.

El capitán Robbie Fergusson puso a Escocia al frente aprovechando que Dan Norton estaba en el sin-bin; al regresar, el líder histórico de tries apoyó su try 344 a segundos de irse al descanso.

El agotador segundo tiempo tuvo de todo, con Inglaterra apoyando dos veces antes de que Escocia se ponga al frente con dos tries propios.

Harry Glover pensó que le había dado el triunfo a Inglaterra, solo para que Femi Sofolarin se estire en la última jugada ante el equipo con el que había jugado el año anterior.

Escocia llegó a cuartos de final donde fue frenado 35 a 19 por el eventual campeón Nueva Zelanda.

Si bien estaba contento con el triunfo inglés, el coach escocés Ciaran Beattie sintió que su equipo podría haber dado mas.

“Es bueno llegar a cuartos de final; si bien es una lástima no avanzar, tenemos el convencimiento de que podemos competir en el alto nivel. Ahí es donde queremos estar," dijo.