El camino de Argentina para repetir el oro en los próximos Juegos Olímpicos de la Juventud, Dakar 2022 sufre, como el resto de la población, la cuarentena forzada.

Ese camino ya había comenzado para Los Pumitas Sevens el año pasado de la mano de Diego Rodríguez.

El rugby sevens hizo su debut en los YOG en Nanjing, China, en 2014, luego se jugó en Buenos Aires en 2018 y en Dakar, jóvenes de ambos géneros menores de 18 años volverán a competir. El Comité Olímpico Argentino ya confirmó al rugby como uno de sus deportes.

Habiendo sido colaborador de Lucas Borges en el oro obtenido en 2018, Rodríguez está ahora a cargo del proyecto 2022, que comenzó el año pasado.

Los jugadores nacidos en 2004 y 2005 serán los que por edad podrán estar en los YOG en la capital de Senegal.

Enorme potencial

“En Argentina, hay unos 15,800 jugadores del 2004 y calculamos un número semejante para los 2005,” cuenta al explicar los objetivos de un trabajo que le permitirá ver a cientos, miles, de jugadores antes de llegar al plantel definitivo.

Ese proceso comenzó el año pasado, con unos Juegos Nacionales en los que las 23 provincias presentaron equipos de seven.
“Allí vimos unos 150 jugadores,” cuenta Rodríguez desde las afueras de Salta.

Luego tuvo sus dos primeras concentraciones nacionales, en noviembre de 2019 y en febrero de este año.

Esa segunda concentración, en febrero de este año, se hizo aprovechando una semana de orientación olímpica de la que participaron distintos deportes.

“Fue muy bueno porque se vivió como en los Juegos, con todos los deportes integrados; solo salíamos para ir a entrenar donde pudimos compartir prácticas con Pumas 7s, que se preparaban para el HSBC World Rugby Sevens Series.”

“En esos días hubo charlas de preparación, doping, valores, estuvieron Agustín Pichot, los ex futbolistas Juan Sebastián Verón y Marcelo Gallardo entre otros, charlando con los deportistas,” dice Rodríguez, de 47 años.

Objetivo para este 2020

“El objetivo para este 2020 es simplemente conocer la mayor cantidad de jugadores de la Argentina. No es un proceso de selección, sino un plan de conocimiento,” explica quien previamente condujo al seven de Uruguay durante dos temporadas.

Una de las muchas dificultades que se presentan con el coronavirus es la falta de certeza respecto a cuándo y cómo volverá la normalidad.

 “Vamos a ver lo que más se pueda; mi proyecto se atrasa, pero por el momento no tengo que modificar más que las fechas de lo planificado. Cuando se pueda, recomenzaremos la tarea.”

Trabajando con los 18 centros de alto rendimiento distribuidos en un enorme país, pidiéndoles que sugieran jugadores junto a los clubes – empiezan a surgir nombres; luego se trabaja con las cinco academias nacionales.

Quedarán por hacer viajes a cada una de las regiones y academias y el plan de tener un trial nacional con dos equipos elegidos por el cuerpo técnica de Pumitas 7s y un equipo por cada academia.

“Además de verlos jugar, el objetivo es encontrar en los jugadores su capacidad de adaptación a los mensajes, de aprender algo nuevo.”

“Lo que se busca son chicos con potencial porque falta aún para definir el equipo que viaja. Siempre están los que se eligen solos, pero hay que estar atentos a los que no se ven tan fácil,” describe el difícil trabajo de pasar un peine fino en un enorme grupo de potenciales jugadores olímpicos.

Su trabajo también sirve para los seleccionados juveniles de quince, ya que es un filtro que ayuda a identificar jugadores más allá de sus capacidades para el seven.

“El coronavirus lo que está haciendo es atrasar el scouting.”

“Faltan 25 meses para los YOG. Cuantos antes visualice a mis jugadores mejor, pero voy a tener más de un año y medio. El éxito va a estar garantizado por el tiempo que hay.”

¿Cuál sería el éxito para esta camada?

Rodríguez lo define así: “La misión es hacer el scouting y descubrir jugadores para el futuro, para el seven y para el quince. Ese es mi trabajo. Es el objetivo de dos años.”

“Una vez que nos subamos al avión, el objetivo del torneo es ganar todos los partidos. Es el objetivo de dos días de competencia.”