Tres meses después de llegar por primera vez a una final en el HSBC World Rugby Sevens Series Cup en el torneo de Kitakyushu, Francia enfrentó a Nueva Zelanda nuevamente, esta vez con el objetivo de ser campeonas del mundo.

En su camino al último partido del torneo en el iconic AT&T Park de San Francisco, Francia había vencido a Japón (33-7), Canadá (24-19) cuartos de final y a Australia (19-12) en la semifinal, recuperándose de ir 12 a 0 abajo; con el partido empatado, Anne-Cécile Ciofani se escapó en velocidad para anotar el try del triunfo en la jugada final.

La final de RWC Sevens 2018 resultó ser un partido complicado para ellas y Nueva Zelanda confirmó su favoritismo previo al torneo para quedarse con el triunfo y el trofeo por 29 a 0. Este partido podrá volver a verse el miércoles, a las 19:00 BST, a través de nuestro servicio de streaming abierto, disponible en la página de World Rugby Sevens en Facebook y el canal de World Rugby en YouTube.

Triunfos constantes

Las Black Ferns Sevens venían de una racha de 26 triunfos consecutivos en competencias globales, incluyendo el oro en los Commonwealth Games mas los títulos en Kitakyushu, Langford y Paris; su sublime rugby de ataque hizo que el triunfo nunca estuviera en peligro.

Las campeonas defensoras habían cortado el sueño del equipo local en semifinales y en la final tuvieron el comienzo perfecto con el try de Michaela Blyde, el séptimo en el torneo, gracias a una buena acción de Tyla Nathan-Wong.

El segundo try llegó con un ataque desde su propio campo y una gran corrida de la capitana Sarah Ross; al ser frenada, el balón se recicló y se generó el espacio perfecto para que Portia Woodman apoye su sexto try del torneo, y número 18 en la historia de RWC Sevens.

Nathan-Wong estiró a 15-0 con su try antes del descanso, para Nueva Zelanda ratificar sus intenciones de repetir el título obtenido en Moscú en 2013.

Blyde apoyó dos rápidos try para sellar el título y 27avo triunfo consecutivo; además, le permitió superar a la local Naya Tapper en la carrera por ser la HSBC Top Try Scorer del torneo.

El trofeo viaja a casa

“Esto es increíble; soy una agradecida de estar aquí y de una actuación como la tuvimos en la que Michaela Blyde se mostró como lo que es. Es un día fantástico," dijo Goss. "Francia es un equipo de calidad y que no nos hayan podido marcar puntos muestra el enorme esfuerzo de las 'hermanas'. Teníamos el objetivo de llevar el trofeo a casa y ahora quiere volver a Nueva Zelanda y compartirlo con nuestro público."

Para Francia, llegar a la final fue una victoria en si mismo. Tras el partido, el entrenador David Courteix fue elegido Capgemini Coach of the Tournament y Ciofani la TUDOR Breakthrough Player of the Tournament.